La mayoría de los trabajadores remotos deben arreglárselas con dispositivos obsoletos y rotos, conforme una nueva investigación.

Según un informe de EuroPC, un vendedor de dispositivos reacondicionados, el sesenta y siete % de las personas emplea hardware deficiente para hacer negocios desde casa, en menoscabo de su productividad.

Con base en una encuesta de alrededor de dos mil quinientos empleados del R. Unido, la compañía descubrió que las computadoras portátiles comerciales son los dispositivos que tienen más probabilidades de fallar, seguidas de los teclados, los monitores y las PC comerciales.

Dispositivos de trabajo remoto

En muchos casos, la razón por la cual los empleados están prestos a permitir hardware deficiente es que, primeramente, son responsables de la ruptura.

EuroPC descubrió que alrededor de dos quintas partes de las personas dañan el equipo que les ha confiado un empleador. En la mayoría de los casos (sesenta y siete %), los dispositivos se dañan por derrames de comestibles y bebidas, al tiempo que otros apuntan con el dedo a parejas, compañeros de cuarto o mascotas.

Más de la mitad (cincuenta y seis %) de los encuestados afirmaron que habían intentado arreglar los dispositivos imperfectos mas que no habían tenido éxito, al tiempo que el ochenta y uno % se satisfizo con continuar utilizando un dispositivo deficiente pues el inconveniente solo afectaba a determinadas funciones.

En sitio de informar de una avería a su empleador, por temor a ser sancionados, una enorme proporción de trabajadores (treinta y cuatro%) opta por trabajar desde su portátil personal. No obstante, el uso de dispositivos no administrados por parte de empleados remotos abre un sinnúmero de peligros de seguridad, ya que los ficheros reservados viajan más allí de la vista del departamento de TI y no es muy probable que los guardas de seguridad resguarden el hardware personal.

Como era de aguardar, EuroPC piensa que la solución al inconveniente es que las compañías adquieran productos reacondicionados, que, conforme afirma, ofrecen exactamente el mismo nivel de desempeño que los dispositivos nuevos, mas a un costo mucho menor.

La idea es que si los empleados están menos preocupados por el costo de sustituir el hardware deficiente, resulta más probable que notifiquen inconvenientes primeramente, eludiendo los inconvenientes de productividad y seguridad que podrían resultar.

Teilen Sie es